17.3.08

¿cuál es tu fantasía?

una mamada en la oscuridad mientras otros duermen un beso tan negro como los espirales de la noche una caricia tan brusca como aluviones de destino irrefrenable una chupada de miembros en la cúspide del oleaje

lo miré me miró nos alejamos un poco para oler bien
pasó la oleada de gente
los tajos del tiempo
y cuando nos volvimos a cruzar nos empezamos a besar

ni una palabra

mi fantasía es que me toquen
soy un arpa afinada en grados de voluptuosidad
enséñame tu música y te haré sentir la mía

las palabras suenan distintas
el tren en la oscuridad cambió de carril
pija es una reverberación que electrifica gran parte del cuerpo
concha un refresco para la noche incendiada

mi fantasía es que mi fantasía escape por ese agujero
que está en mi propio cuerpo
y eso me haga sentir real

nos besamos hasta comernos nos contuvieron nuestras convulsiones
nuestros cuerpos
nos desparramamos por el ambiente
te masturbé te lamí te chupé un huevo
te calenté
y te dejé
para
nO
desorbitar mi fantasía

huyo de mi espejo
si se trata de mí prefiero no enterarme
pero...
si te calientas
me calienta más

humo

tan real como los latidos del mundo
que nos brindó fantasías para no estar solos

fantasías
que nos crean
otra vez
cada vez

¿quieres saber cuál es la mía?

adivínala!!

10 comentarios:

AkashA DulcineA dijo...

Hay fantasías que se tornan reales cuando dejamos de buscarlas... ¿aún así siguen siendo nuestro mayor deseo?, ¿el deseo tiene pasado, presente y futuro?, ¿tiene caducidad?

¿Cuán real es el fuego una vez apagada la hoguera?

Nada.


Oscuras Reverencias.

Amorexia dijo...

hace tiempo me perdí, y ahora me encuentro tu laberinto de salida.

Que pedazo de texto, en el manejo, en lo bien cuidado de cada imagen, el sexo es duro pero fino, es vulgar pero es excelso, muy fina obseción a la oscuridad, al sexo hecho maña.

MentesSueltas dijo...

soy un arpa afinada en grados de voluptuosidad
enséñame tu música y te haré sentir la mía... me parecio bellisimo la forma de decir y transmitir tus fantasias. Acaso al cumplirlas dejan de estimularnos, no sé, interesante juego del deseo.
Te abrazo
MentesSueltas

Shuah dijo...

…no traigo en las manos tapa, ni fantasía, ni nunca jamás, sino solo todo lo que me ha costado olvidar que te olvido…

Gracias.

PD: un beso para un agujero cuya fragancia no es responsabilidad mía

Capitán Melcocha dijo...

porque será que eso me recuerda algo recién pasadito?? tanto que hasta las sábanas siguen calientes....

Amorexia dijo...

De nuevo surjo de el silencio y te dejo un saludo desde mi extraño país.

Natasha dijo...

Aleja querida me llegaron tus rumores… -

…eres divina por eso me gusta adivinarte
eres una mujer de cuerdas tensas, de quiero muchas cosas
y das esas cosas que titilan
que atilintan ninfas
que son rojas
que a todas nos encanta, con o sin el calor de un corazón
fantaseas con fantasías
por eso me gusta más amarte
con lo que tienes y yo no tengo
otra cosa
locos en el fondo, vagos en el parque
ebrios oxidados
extasiados
en una posición arcaica
¿quieres conocer mis curiosidades de fin de viaje?

siento tus cuerdas vibrar con matices rojos y negros
la respiración de mi follaje venusino
el toque de mis cuerdas ¿te dice algo?
bésame Aleja…
desata mi energía en bruto
y tendrás una respuesta
tendrás resuelto el dilema de mi desasosiego por ti
parte en dos la tiniebla, rompe los sellos del enigma
esa levedad de reojo
esa ardua imaginación
en la punta
de tu lengua
vuelve
envuélveme
olor de piel
aroma de espíritu, dolor de hipocampo, el toque de tu uva dulce, susurros de humedales
horas incandescentes en estampida de inspiraciones en tu boca apretujadas
incendia mi sombra Aleja
para darle claridad a la mujer que soy
libre en una fantasía sin ocaso
una fantasía de paroxismos unidos


es todo ni una palabra más

Aleja Gómez dijo...

natasha:

eres mujer de quiero con capricho. mujer de "ser o no ser", mujer de "dame lo que quiero".
pero yo quiero que dejes de ser, quiero que estés perdida en un bosque, en una espesura cercana a un cementerio.
que que oígas el aullido de los lobos y te sientas perdida.
sola.
tan sola que hasta te hayas soltado de tí misma.
Natasha, mi amor, para amarte necesito que dejes de ser Natasha.
que tus pechos sean fruta preciosa bajo tu blusa, que se derramen las babas de las alimañas, que los muertos naveguen en línea recta atraídos por tu imán, que tu corazón bata al ritmo de las alas de los murciélagos.
caminarás por la tierra cubierta del rocío de la noche, caminarás sin brújula ni recetas de brujas que te receten sabidurías que a nadie ayudan.
caminarás hacia ningún lugar.
viajera de tiempos y muertes.
sentirás que las ausencias son tan espesas como los golpes, que en el peligro se origina la vida.

yo estaré detrás, viendo tus nalgas en la oscuridad, entre los rayos reflejados por la luna, entre los colores multicolores que la noche enciende.
yo estaré detrás, sintiendo tu respiración, comprobando cómo las corridas de animales, los quejidos, cantos, violines y toda la música de la noche volatiza tus recuerdos.
saboreando tus sudores.
y cuando llegues al lugar adecuado, que quizás sea un árbol, o quizás una cama, me lanzaré sobre tí.

me verás avanzar y verás el fantasma de todos tus deseos trastornados en miedo.
no serás tú ni seré yo.
te aliviarás al reconocerme mujer. me abrazarás y nos abrasaremos. sentirás mi piel, mi perfume, mi cabello largo, mi olor a mujer jóven, tanto más joven que tú.

entre tu oreja y tu perfume sentirás mi respiración. sentirás como te huelo y querrás cureosear si mi boca está húmeda.
no habrá palabras en mí, apenas algunas palabras inútiles que te calmen. sentirás mis pechos resfregándose en los tuyos. sentirás mis caderas encadenándose a las tuyas. sentirás el espejo opaco de la noche y querrás enredarte en mis finos cabellos negros.
entonces nos besaremos.
entonces buscaremos el millar de estrellas entre nuestras lenguas ya casi sin aliento.
y entre manos pavorosas buscaremos cada curva en el cuerpo de la otra. y entre vientos huracanados y aullidos querremos romper toda la ropa, cada envoltorio, para acceder cada una a la otra.

tus pechos de fresa salvaje, tu piel huntada en fragancias escondidas, tu sangre atropellando las vías abiertas, tu nariz apuntando al cielo entrecortando la respiración, las lenguas rodando...
el tiempo entonces tiene otro tiempo. como en la música. la duración pasa a ser la duración del mundo entero y ya no se está detrás de una pantalla.
(es curioso como lo que parece ser lo más mecánico es también lo que devuelve el sentimiento de mayor libertad.)

entonces busaré tu miel. la lameré, la beberé, la cavaré entre dedos y suspiros. 69 veces y una más... que se hunda en tu parte de atrás. aguafuego.
caricias y bri
sas. des
nudez
de
sen
tidos
sentidos de verdad.

lentificación
de estas teclas que te imaginan, humo, espejos, teclas, vapor,
piel erizada,
dedos
que no conocen ni siquiera tu cara...


te espero al otro lado del camino. me reconocerás fácilmente. soy la que te haga sentir mujer sin que haya promesas de bienes, ni bien, ni mal... sólo cuerpos vibrando.

Natasha dijo...

Aleja primorosa, me dejas alelada con tu primor, me heces sentir como cuando sentí mi primer amor. me doy cuenta que no eres morosa, sino como una rosa que mora en mi corazón, que me aroma y me roza con morados pétalos que me sonsacan el alma para rodar por la piel, esa mampara que te une y te separa de mí o más bien de mi éxtasis. piel sudorosa, dulce oasis para morar y amar, jardín de miel, monte de vellos y velos bellos. Y ¿qué más da? que sólo tú quieras quemarme las entrañas o que haya querido a la vez lo que quise y no quise

Gracias diva divina, no sé como haces para adivinar mis gustos, mis delirios, te siento tan exquisita y me dan ganas de devorarte inspirada por el calor de tu abrazo por toda esa delicadeza que me pone a arder entre las brasas de tus brazos. Nunca nadie me había pedido lo que me pides, ¿y como negártelo? Si ahí está toda tu intención y fantasía. en menuda palabra organizas y desorganizas todo tu ser, tu ser que me desordena y me hace ex clamar hazme el amor amorosa mujer. Sólo un beso para saber que no he muerto, que no muero aún, o al menos, hoy siquiera saber eso...

Akasha Dulcinea dijo...

Hummmm...

Mantengo mi sombra al filo de esta húmeda esquina...

Me incitan ambas -Aleja y Natasha- así, inalcanzables, detrás de la persiana mexicana...

Shhh...

Prosigan su danza, ninfas.


OsCuRaS y PeRvErSaS rEvErEnCiAs.

yo:

Mi foto
soy así, me aceptas bien, si no... que te vaya bien!